Your Shopping Cart is empty.
English 
  Mario Carvajal ID: 8171
Dislike 0
License:
TitlePriceBuy
PequeñoFree Download
Mediano$9.00
Grande$19.00
Original $49.00

Files:

JPG: 4833x7242px @ 15.56 Mb.

File Details:

Published: 02/24/2015 Rating:
Category: Viewed: 801 Downloads: 16 Keywords baluarte caribe cartagena ciudad amurallada colombia corralito de piedra mar murallas murallas de cartagena santo domingo Description: Cartagena en el siglo XVII no tenía reductos de piedra y sus pocos defensores, apostados en una trinchera improvisada en el estrecho del istmo que separaba Bocagrande de la ciudad, justo por donde hoy pasa la avenida Santander, nada pudieron hacer frente al invasor, Francis Drake. De este episodio queda un curioso documento escrito en latín y firmado por Drake, donde acusaba recibo del formidable rescate que las autoridades se vieron obligadas a pagar, y unos años más tarde, la decisión de cerrar la avenida de Bocagrande con el baluarte de Santo Domingo.



Por tanto, el baluarte protegía el acceso a la ciudad desde la península de Bocagrande, constituyéndose en el primero de los grandes bastiones de las murallas de Cartagena.



Este baluarte es modelo de las proporciones reglamentadas por la escuela italiana de fortificación. En su cuello o gola se abrían, a ras de piso, las plazas bajas, es decir las partes inferiores de la explanada del baluarte, donde en los siglos xvi y xvii se acostumbraba ubicar los cañones. A principios del siglo xviii, durante las considerables reformas de Juan de Herrera y Sotomayor, desaparecieron las plazas bajas, pero subsisten a ambos lados de la rampa, las bóvedas que le servían de acceso.



De esa misma época deben datar los canales, que llevan las aguas desde los más recónditos resquicios del baluarte al aljibe público. Herrera le añadió también la gran garita, que corona el ángulo principal del baluarte y que apunta al mar.



Don Juan de Herrera también trasladó la puerta de San Felipe del lado izquierdo al flanco opuesto del baluarte, por donde todavía se puede transitar tranquilamente.



Este baluarte también fue conocido con el nombre de San Felipe y de Santa María, pero fue el nombre de la puerta de Santo Domingo, también contigua al bastión, la que le dio el nombre que lleva hasta hoy.



— Licencia Creative Commons, algunos derechos reservados, 2015 por Fotur / Fotografía: Mario Carvajal (http://www.ma